Solidaridad en tiempos de coronavirus: miles de iniciativas para frenar la curva

Solidaridad en tiempos de coronavirus

La solidaridad en tiempos de coronavirus

 

El coronavirus ha llegado como un terremoto y ha sacudido nuestras vidas. En España llevamos desde el 14 de marzo en estado de alarma, en casa, guardando una estricta cuarentena para evitar la propagación del virus. Pero si algo estamos viendo estos días, además de esas desbocadas cifras de personas infectadas, es una ola de generosidad sin precedentes. Así que hoy queremos hablar de eso: de la solidaridad en los tiempos de coronavirus y las miles de iniciativas que han surgido para frenar la curva y ayudar a pasar mejor la cuarentena. 

En paralelo a cada medida de confinamiento que hemos ido conociendo, han ido surgiendo miles de iniciativas que muestran la mejor cara de la humanidad. Crecen exponencialmente, como este virus que nos tiene encerrados en casa. Hoy os traemos pequeña, ínfima muestra de este virus de la solidaridad, ya que harían falta diez cuarentenas más para poder contar pormenorizadamente todas las muestras de unión, ayuda y comunidad que se están dando. 

 

  • Empezamos desde casa, como no podía ser de otra forma. Estos días, Empatizo ha puesto a disposición de todo el mundo su servicio de acompañamiento y alivio emocional. Llamando a nuestro teléfono 625 657 441 o enviándonos un whatsapp, te escuchamos. Hasta que dure este confinamiento, puedes ponerte en contacto con nosotros de manera totalmente gratuita. Queremos ayudarte a hacer frente a esta situación. Si te sientes desbordado con mensajes, noticias, bulos, información… o simplemente te sobrepasan tus circunstancias personales y necesitas desahogarte, no lo dudes, Empatizo es lo que buscas. 

 

El gran momento de las ONG

 

  • El mundo ONG es uno de los que más movilizados se encuentran. Por ejemplo, Cruz Roja, en colaboración con la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, ha lanzado la Campaña #YoHagoPorTi, dirigida a impulsar conductas que fomenten la solidaridad en tiempos de coronavirus en los vecindarios con quienes más lo necesitan: mayores, enfermos…Otras organizaciones como Greenpeace han invitado a sus socios a entretenerse y abstraerse de este mundo pandémico con visitas virtuales a lugares recónditos, libros electrónicos e incluso recetas de cocina

 

  • Desde el campo de lo sanitario, incluyendo la salud mental, la respuesta ha sido masiva. Desde la plataforma Psicología Perinatal ha activado toda una red de psicólogas perinatales colegiadas para acompañar y dar apoyo de urgencia y gratuito a mujeres gestantes y madres recientes. Entre las consultas que atienden se encuentran los casos de embarazadas con síntomas de ansiedad, pánico, miedos (al parto, al postparto, al contagio,…), mujeres con postparto reciente, pérdidas perinatales, duelos, embarazos y abordaje con niños pequeños. También atienden consultas de embarazo y/o con bebé en conflictos familiares o de pareja, así como un espacio de contención a sanitarios y otros profesionales de la salud perinatal. Resaltan en su web que pueden atender en varios idiomas. 

 

  • Uno de los colectivos que peor lo está pasando es el de transportistas. Con áreas de servicio cerradas, sin apenas lugares para descansar, dormir o comer de caliente, han tenido que ingeniárselas. Por ello, ha surgido una red de apoyo de camioneros mediante la que se ofrecen unos a otros su casa para descansar, ducharse o un plato de comida caliente.

 

Red vecinal, la fuerza de la solidaridad en tiempos de coronavirus

 

  • Entre las iniciativas vecinales, y ligado a las plataformas digitales, las posibilidades son infinitas, nuestra lista no acabaría nunca. La aplicación “¿Tienes sal?”, disponible en Madrid, Barcelona y València,ya existía previa crisis coronavirus, pero estos días más que nunca está funcionando para poner en contacto digitalmente a los vecinos por barrios y facilitar las cadenas de favores (sobre todo a las personas más vulnerables). En toda España, cientos de asociaciones de vecinos y organizaciones para atender las necesidades básicas de las personas mayores se han movilizado también. Un ejemplo: la Asociación de Patinetes de Granada se ofrece para llevarles rápidamente medicinas. Otros colectivos, como Grandes Amigos, contactan con personas mayores vía telefónica o a través de videollamada para hacerles compañía y conversar, y hasta recuperar la tradición ya casi olvidada de escribir cartas.

 

  • Y el mundo del arte está ofreciendo también generosamente todo lo que puede. En estos tiempos duros, son conscientes de que el entretenimiento, el ocio y la cultura son casi tan importantes como encontrar pronto una vacuna para el virus. Miles de visitas virtuales a lugares que son Patrimonio de la Humanidad, recorridos por los mejores museos del mundo o conciertos en directos son solo una muestra. Los de Rozalén o Estopa congregaron a miles, sí, miles de personas. Hubieran necesitado varios estadios de fútbol para dar cabida a todos los asistentes. En Madrid, la diseñadora Victoria Salsas ha creado el proyecto Terapia Vecinal, a través del cual crea mensajes de ánimo bajo demanda para que se puedan proyectar en los edificios por las noches. Esta iniciativa se ha replicado también en ciudades como Valencia. En Youtube, Instagram y resto de redes sociales no faltan quienes, a nivel individual, ofrecen sus conocimientos de manera gratuita, ya sea clases de guitarra para principiantes, de zumba o para aprender a programar. 

 

Pensar en los más pequeños y los sanitarios

 

  • Y cómo no, multitud de actividades para los niños. Desde bibliotecas gratuitas hasta cuentacuentos o trucos de magia. Por ejemplo, la Fundación Abracadabra Magos Solidarios publica vídeos diariamente en la misma plataforma. 

 

  • También hay tiendas de ropa que hacen subasta y los beneficios los donan para la investigación o para adquirir material sanitario, como el caso de la tienda OMG de Barcelona. También en la ciudad condal encontramos la inciativa de los manteros del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes Han convertido la tienda de la marca Top Manta, en el Raval, en un taller de costura para hacer mascarillas y batas para los hospitales.

 

  • Y finalmente, TÚ: tú mismo puedes ser una auténtica red de solidaridad en tiempos de coronavirus. Seguro que tienes vecinos, familiares o conocidos mayores o vulnerables a los que les vendría muy bien tu ayuda. Bajar a la farmacia a por sus medicinas, subirles la compra o cocinarles algo para que no tengan que hacerlo ellos. 

 

Y recuerda, que no solo puedes dar, también puedes recibir. Porque estamos para ayudarnos los unos a los otros, porque a veces el que necesita ayuda eres tú, y buscar ayuda también es de valientes. 

Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario