• HOME/
  • Vida/
  • Mirar con ojos nuevos. Del punto de vista al no juicio/

Mirar con ojos nuevos. Del punto de vista al no juicio

Cada una, cada uno, miramos una circunstancia desde un punto de vista. Pero, ¿de dónde salió ese punto de vista? Y, ¿cómo funcionamos con él y cómo nos posicionamos ante los demás?

En mi vida he podido fijarme en cómo los bebés empiezan a descubrir el mundo. Y si los sigues acompañando ves cómo se hacen planteamientos vitales en la prepubertad, junto con los inicios de sus importantes cambios hormonales.

Pararte a mirarlos resulta en cierto modo desconcertante. Te das cuenta que en la aceleración de la vida cotidiana nos hemos acomodamos en el dejarse llevar, funcionamos en piloto automático en la mayoría de nuestros asuntos.

¿Qué mirada tienen hacia las cosas o circunstancias que les son nuevas? ¿Qué se plantean?

Es un momento estupendo para aprender a mirar con ojos nuevos.

Y dejarse empapar por su visión, ofrece una oportunidad única de crecimiento.

Parece que el periodo de la adolescencia está llamado especialmente a ese propósito de descubrir y mirar con ojos nuevos.

Tal vez porque vamos transitando hacia ocuparnos de todos nuestros asuntos, es cuando podemos dedicar nuestra mirada más abierta hacia “las cosas que suceden”, mientras vamos descubriendo los asuntos de la vida.

¿Con qué actitud vamos a querer afrontar cada circunstancia de vida que empezamos a observar, y con la que parece probable que me voy a encontrar?

Nos programamos, y elegimos un punto de vista, una opinión, y un modo de hacer.

A veces, enormemente parecida a uno de nuestros tutores, a veces, totalmente opuesta.

A veces, sólo copiamos la actitud de aquellos amigos con los que tenemos afinidad en esa etapa.

La verdad de un punto de vista.

¿Y qué hacemos con nuestra opinión?

Con frecuencia, creemos que nuestro punto de vista contiene la verdad, con una certeza absoluta de que lo que yo creo es cierto y verdadero, y por tanto, falso lo que cree el resto.

mirar-circunstancia

Así, ante una circunstancia, miro desde un ángulo, desde un punto de vista. E irremediablemente desde un punto fijo sólo tengo un ángulo de visión.

¿Cómo podría saber la verdad completa sobre una circunstancia?

Os propongo una cita de Martin Luther King:

“Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de otros.”

¿Cómo redefine esto el respeto hacia el otro?

¿Cómo puedo juzgar lo que dice, lo que hace, lo que siente otro?

Humildemente, yo sólo conozco mi verdad. Y filtrada desde mi experiencia. En base al punto de vista que me ofrece mi momento presente.

¿Qué tal si bajamos la guardia ante nuestros puntos de vista?

¿Qué tal si nos paramos a escuchar?

¿Qué tal si nos atrevemos a mirar con ojos nuevos?


Inma Colorado Lluch

Coge sólo la parte que te sirve. Lo demás olvídalo pronto. Gracias por la escucha.

Tag:
Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario