Luchar contra el insomnio

Insomnio en la pandemia

Durante la pandemia han aumentado los casos de insomnio

El estrés y la ansiedad generados durante la pandemia han hecho aumentar los casos de insomnio

 

Ves el reloj cómo va avanzando en la noche, y tú sigues sin pegar ojo. Estás cansada, has trabajado todo el día, has hecho todas tus tareas, incluso puede que deporte o vida social. Pero llega la noche y tu cuerpo decide que no duermes. Es cuando te toca entonces luchar contra el insomnio, esa incómoda presencia que puede llegar a provocar consecuencias nefastas para nuestra salud. En Empatizo queremos ayudarte a luchar contra el insomnio, un fenómeno que ha ido en aumento recientemente por la situación estresante provocada por el coronavirus y el confinamiento.

Si te cuesta dormir, o tu sueño dura poco, aquí te damos algunas claves que podrán serte de ayuda. Lo primero que tienes que tener claro es que el insomnio es el resultado de una combinación de factores médicos, psicológicos y personales que varían de una persona a otra. Así que, como es lógico, no todos los remedios funcionan con todos igual.

 

Tipos de insomnio

Hay dos tipos diferentes de insomnio. Tenemos el insomnio de inicio, aquel que presenta problemas para conseguir dormirse en menos de 30 minutos; y el insomnio de mantenimiento, que consiste en despertarse continuamente durante la noche, con despertares de más de 30 minutos de duración. También son aquellos en los que nos despertamos precozmente, de manera que no alcanzamos casi horas de sueño. Existe también el insomnio temporal, aquel que nos dura unas semanas o como máximo tres meses. Si enlazamos más de tres meses de insomnio se considera ya insomnio crónico. 

Aunque la media diaria de horas de sueño es de 7 horas y media, existe un rango que oscila entre 4 (“poco dormidores”) a 10 horas (“grandes dormidores”), considerándose estos valores dentro de la normalidad. Así que mientras te encuentres en estos parámetros y no te encuentres cansada, no te preocupes. 

Es importante entender las causas del insomnio, detectar sus síntomas, para así ponernos manos a la obra y empezar a trabajar en conciliar ese ansiado sueño. 

Las causas del insomnio pueden ser médicas o externas. Entre las primeras encontramos desde enfermedades metabólicas y hormonales, hasta aquellas que provocan tanto dolor que nos impiden conciliar el sueño, como la fibromialgia o las cefaleas. También hay quien sufre patologías urológicas y sienten la necesidad constante de levantarse a miccionar. Durante el embarazo y la menopausia también se pueden dar episodios de insomnio. 

Las afecciones de carácter psicológico juegan también un factor importante. La ansiedad, la depresión, la esquizofrenia, etc influyen a la hora de dormir poco o peor. Y no olvidemos los factores ambientales. Los malos hábitos del sueño, cambiar las horas constantemente, trabajar por turnos o viajes frecuentes, o el uso excesivo de pantallas o internet antes de dormir también afectan negativamente. 

 

Consejos contra el insomnio

Pero hablemos de las soluciones para luchar contra el insomnio. Hay a quien leer le induce a la somnolencia, otros apuestan por infusiones relajantes, otros por contar ovejitas… Cada persona tiene sus métodos. El Instituto del Sueño aporta estas alternativas:

  1. Acostarse sólo cuando se tenga sueño.
  2. Si no se puede conciliar el sueño después de 10-15 minutos de intentarlo relajándose, es recomendable levantarse de la cama. Si tras la relajación no se siente sueño, es necesario realizar fuera del dormitorio algún tipo de actividad monótona y aburrida que no exija concentración, ni resulte interesante.
  3. Utilizar la cama y el dormitorio solamente para dormir. No mirar la televisión, no escuchar la radio, ni comer o leer en la cama.
  4. Hay que cambiar el estilo de vida: dieta, deporte, horarios regulares, así como limitar el consumo tabaco y de bebidas alcohólicas.

Y recuerda, en Empatizo podemos darte las herramientas necesarias para desbloquear esa situación que te perturba y que te roba el sueño. Con el desahogo emocional la mente se dirige directamente al paraíso de los dulces sueños. 

Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario