Ser feliz en tu trabajo: misión posible

Empresas_felices

Empresas_felices

 

¿Eres feliz en tu trabajo? ¿Eres feliz en tu empresa? A veces, el foco de infelicidad no proviene de tu empleo, pero la rutina productiva no ayuda. Es el gran mal del siglo XXI. Ansiedad, depresión, estrés. Si en épocas pasadas la atención estaba puesta en la siniestralidad y la seguridad en los puestos de trabajo, ahora debería estarlo en la salud emocional de las plantillas. Ya no se trata solo de arneses o sistemas adecuados de ventilación, sino de algo mucho más silencioso e invisible. Seis de cada diez personas empleadas en España sufre estrés en su puesto de trabajo.

Una cifra que Empatizo ha venido  a combatir, a través del servicio que ofrece a empresas. Aliviar el estrés y dolor emocional que puedan estar sufriendo los empleados de una firma cualquiera (da igual de qué tipo, el estrés no entiende de sectores). Esa es la idea que se plasma a través del teléfono, whatsapp, email,  videollamada… Un servicio que se entronca dentro del departamento de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las empresas y multinacionales. 

Muchas veces, el asunto que perturba a los empleados y empleadas no tiene por qué estar relacionado con el trabajo en sí, pero termina afectando a su productividad porque su mente está agotada o, directamente, en otro sitio. Puede que la persona trabajadora tenga un problema con sus hijos adolescentes, o un padre o madre dependiente, algún familiar con una enfermedad crónica o degenerativa, o simplemente, se encuentre muy solo o sola… A veces las personas soportamos más carga de la que podemos llevar, y lo único que necesitan es poder abrir un poco la espita y desahogarse con alguien que no sea de su entorno. 

La «cultura de la felicidad» es más rentable

Grandes compañías a nivel internacional y algunas a nivel estatal ya están comenzando a darse cuenta de la importancia de la «cultura de la felicidad» en las empresas. En sus ofertas laborales publicitan explícitamente servicios de apoyo psicológico a los trabajadores, junto con los servicios de cátering saludable o abonos de gimnasio, por ejemplo. La atención emocional, que puede derivar en un proceso de «coaching», es un elemento más ya de la cultura empresarial de aquellas firmas que quieren fidelizar a sus trabajadores y garantizarles una mejor calidad de vida.   

Así, detrás de esta “cultura de la felicidad” también se encuentra el propósito de afianzar la filosofía corporativa y aumentar la rentabilidad. La Red de Empresas Saludables española apunta que “las personas saludables y felices son más productivas, permanecen el doble de tiempo en sus tareas, tienen un 65% más de energía y una mayor vinculación con su empresa. 

Cada euro que se dedica a programas de salud, tanto física como emocional, tiene un retorno de 3,5 euros para la compañía, según la Red. Cuidar de las personas interpretado como una inversión, no como un gasto. Ese sería el espíritu. Empatizo cuenta con un equipo multidisciplinar guiado por psicólogos, coaches y expertas en escucha y alivio emocional, cuya misión es crear espacios de libertad para que las personas trabajadoras puedan desahogarse y alcanzar un mayor grado de bienestar. 

La compañía ofrece también el concepto de “respiro familiar”, una idea ligada generalmente al campo de las personas dependientes o con discapacidad, donde está ampliamente implantado. Simplemente se trata de conseguir un tiempo de “respiro y refugio para uno mismo”, para personas con sobrecargas. 

Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario