Sobrevivir a la crisis

Vienen tiempos difíciles llenos de incertidumbre, pero la resiliencia te ayudará a sobrevivir a la crisis del coronavirus

Resiliencia

Sobrevivir a la crisis.

La han comparado a la catástrofe de la Segunda Guerra Mundial. También a las mayores recesiones de las últimas décadas. El coronavirus ha puesto patas arriba nuestro mundo tal y como lo conocíamos. Nadie sabe lo que va a pasar, cuándo llegará la segunda ola (si llega), cómo resistirán nuestros trabajos, nuestras familias, cómo sería un segundo confinamiento…Es perfectamente normal sentirse zarandeado por estas fuertes mareas. La incertidumbre lo impregna todo. Pero recordemos, la incertidumbre tiene dos vertientes: no sabemos todos los males que nos va a deparar esta crisis, pero tampoco sabemos todas las cosas buenas que puede traer. Por eso queremos hablaros de la resiliencia, la capacidad de resistir y salir reforzados de esta época inestable que atravesamos. Queremos hablaros de sobrevivir a la crisis.

Empatizo os trae hoy una especie de guía para ayudaros en este camino hacia la resiliencia. No se trata de cumplir todos y cada uno de los requisitos. Tampoco podemos exigirnos más de lo que podemos dar en momentos duros como este. Date un respiro. Tienes todo el derecho del mundo a estar mal si tus circunstancias no son las ideales. Hay un montón de factores estresores que podrían estar influyendo en tu día a día. El teletrabajo, la pérdida del mismo, compaginar tus labores como madre o padre, la enfermedad en sí…

 

Herramientas contra la crisis

Pero también es cierto que está bien fomentar esas herramientas que nos servirán de toma de contacto o de punto de amarre a la realidad. Actitudes hacia la vida que son como anclas para capear mejor el temporal. Aquí os dejamos algunas (y recuerda, no tienes que cumpliralas todas) características del “superviviente” a la crisis: 

 

  • Curiosidad y apertura a la experiencia: Estas personas tienen una excelente capacidad para entretenerse de manera constructiva y no lo basan todo en el acto social inmediato ni en la estimulación audiovisual. Actividades como la lectura, la pintura, el dibujo, la costura, el bricolaje, la cocina o la jardinería, complementan sus días de manera satisfactoria. También la actividad física es una buena opción. 
  • Resistencia a la incertidumbre: En psicología se llama personas con un bajo nivel de neuroticismo. Estas personas asumen con facilidad que las cosas tienen su tiempo. Se centran más en el presente y no adelantan acontecimientos, que es el principal elemento estresor del ser humano, la anticipación. 
  • Inteligencia, percepción e intuición: Es la capacidad de observar la realidad desde una perspectiva ajena, con distancia. Les permite detectar necesidades e intuir lo que ocurre, evitando decepciones o sorpresas desagradables. 
  • Gente vitamina: Se rodean de personas no deprimentes Dedican su tiempo a gente positiva y alegre y generan redes de cuidado e intercambio de mensajes constructivos. Evitan rodearse de personas instaladas en la queja y la autodestrucción. 
  • Satisfacción: A estas personas no les hace falta mucho para sentirse satisfechas. Disfrutan de la sencillez, que no significa escasez. Saben la diferencia entre pedir y exigir, y lo hacen con respeto. 
  • Recompensas tardías:  Se podría traducir en que estas personas tienen un desgaste mínimo, porque saben esperar las recompensas. Son pacientes. No tienen problemas en esperar y renunciar a la satisfacción inmediata (que probablemente esté frustrada) y esperar a que llegue su oportunidad. Estas personas también tienen facilidad para recrearse en lo abstracto, en experiencias o sensaciones. Su felicidad no proviene de objetos. 
  • Visión panorámica y ecuánime de la realidad:  El superviviente a la crisis no es ni optimista ni pesimista. Ve la realidad en su conjunto, adjudicando el nivel de importancia de las cosas con objetividad. No ven la botella medio llena o medio vacía: ven lo que hay dentro de la botella. Saben que vendrán tiempos peores si la situación es dura. Intentan estar bien. Tampoco es que nieguen las adversidades, simplemente las ven y saben que no pueden durar para siempre.
Tag:
Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario