Personas tóxicas o personas vitamina, ¿cuál eres tú?

Frente a las personas tóxicas, existen las personas vitaminas, aquellas cargadas de empatía, alegres y optimistas

Personas vitamina

Personas vitamina que nos alegran el día.

Seguro que habéis oído hablar de personas tóxicas. Parejas tóxicas, madres o padres tóxicos, amistades tóxicas, compañeros de trabajo tóxicos… La toxicidad de las personas es un concepto extendido y del que la mayoría de gente huye como de la peste. Incluso puede que en ocasiones nos demos cuenta de que la persona tóxica somos nosotros, en realidad. Pero, ¿cómo huir de las personas tóxicas? Acercándonos a las personas vitamina. 

Y te preguntarás, ¿qué es una persona vitamina? Pues, como su propio nombre indica, son las que permiten un desarrollo más saludable de nuestras vidas. Son el antídoto para luchar contra las personas tóxicas. Así, frente a una persona que contamina con su negatividad, tenemos otra que ilumina allá donde va. 

Las personas tóxicas se caracterizan por su narcisismo, su falta de empatía y de saber ayudar a los demás. Son personas que se dedican a hablar una y otra vez de sus problemas, de ellos mismos, suelen quejarse, atraer conflictos y culpar a los demás de lo malo que les ocurre. También son personas muy dadas a los chismes y rumores que no sirven para nada, además de a la mentira. 

 

¿Cómo son las personas vitamina?

En cambio, podemos encontrar las siguientes características en las personas vitamina:

  • Sabe escuchar: es una persona que queda contigo y no está todo el tiempo hablando ella sola. Entiende tus necesidades, tus tiempos, te escucha y muestra empatía. 
  • Piensa en soluciones: tiene capacidad de respuesta, no ve problema, sino soluciones. Evita recrearse en el problema y la queja. 
  • Optimista: Ve el lado bueno de las cosas. No dramatizan ni te hacen dramatizar a ti. Te ayuda a ver el aprendizaje y las cosas buenas de cada situación de la vida. 
  • Sentido del humor: es una persona que te hace reír. Es bromista, pero sin resultar excesivamente sarcástica. Un rato con ella asegura risas. 
  • No critica: puede que todos llevemos una pequeña vieja del visillo dentro, pero las personas vitaminas la tienen más tímida. Evita criticar a los demás, no pone el foco en los otros. Las personas tóxicas necesitan sentirse por encima de los demás para sentirse mejor con ellas mismas. 
  • Vive el presente: no se recrea en lo que pasó. Porque ya no se puede cambiar, no sirve para nada perder el tiempo en ello. Tampoco se puede hacer nada con un futuro que aún no ha llegado. Así que se limita a vivir el presente. 

¿A qué suena bonito? No hay que confundir intentar ser persona vitamina con aparentar siempre felicidad. No se trata de eso. Tenemos derecho a sentirnos tristes si nuestras circunstancias son complicadas. Pero las personas vitamina tienen otra actitud hacia la vida que les hace ver los momentos difíciles con otras gafas. 

 

Beneficios de rodearse de personas vitamina

Si te rodeas de personas vitaminas observarás diferentes beneficios: 

  • Mejorará tu estado emocional y físico: Enfermedades cardiovasculares, trastornos psicológicos y otras patologías pueden prevenirse con una buena dosis de risas diarias, según diferentes estudios científicos. Se trata, al fin y al cabo, de fortalecer con “vitaminas” nuestro sistema inmune. 
  • Serás más resolutiva: Evitarás recrearte en los problemas y te enfocarás a buscar soluciones. Hay que desahogarse, por supuesto, pero también hay que moverse y buscar alternativas. 
  • Tendrás referentes para ser más optimista: Rodearte de gente optimista te sirve de modelo para actuar y pensar como esas personas y empezar a cambiar tu actitud frente a la vida. 
  • Mejorará tu autoestima: Si eres más optimista, serás también más benevolente contigo misma. Te valorarás más y no te recrearás en tus errores ni en los de los demás. Te centrarás en lo positivo. 
  • También serás vitamina: Si adoptas todo lo anterior como filosofía de vida, pronto pasarás a ser también persona vitamina. No solo te harás el bien a ti, si no que se lo harás a los de tu alrededor. 
Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario