El fenómeno Rozalén

Es una artista con todas las letras de su nombre, María Ángeles Rozalén Ortuño.

Valora el arte y la historia de cada letra de su familia, con amor, y casi devoción.

Tal vez se reconoció como parte de todo aquello de dónde viene, todo lo que ha vivido y todo lo que ha aprendido. Tal y como cuenta poéticamente una canción de Rosana Arbelo, Aprendí : “soy todo lo que fui, más lo que sueño, más todo lo que aprendí. Y soy una parte de ti.”

El personaje artista Rozalén sube veloz hacia las estrellas mientras la persona María Ángeles expresa que tal vez es excesivo tanto premio y reconocimiento.

¿Qué puede estar pasando con Rozalén?

Para Elle es una de las mujeres que con su voz y su música rompen barreras.

Y el periódico El Español empieza su artículo diciendo que su historia es la historia de España.

Es como si la hubiese colocado de representante.

Sí, parece que a casi todo el mundo le apetece ponerla como representante de su causa.

Valores sociales elevados

Y es que la sociedad está sedienta de personajes públicos honestos consigo mismos y con los demás.

Y ahora mismo parece que María Ángeles representa los valores sociales más altos, tanto arriba, como abajo del escenario.

¿Sin máscaras, sin miedo al juicio?

Para mí uno de los grandes logros y valores más importantes de María Ángeles, es mostrarse como una persona que ha abandonado el miedo a ser juzgada. 

Socialmente nos hemos acostumbrado a ponernos máscaras para no mostrar nuestras vulnerabilidades. Y ella se presenta sin máscaras. ¿Tenemos ganas de quitarnos las máscaras sin que intenten herirnos por mostrarnos como somos?

¿Estamos realmente integrados en la sociedad?

En su canción de los girasoles apunta a que socialmente estamos faltos de personas que se sientan felices con su trabajo, en lo que hacen a diario dentro de la sociedad. Ante esto, ¿estamos realmente integrados en la sociedad? ¿El ser humano que soy, o el personaje con máscaras que he creado?

Para mí, María Ángeles muestra que se puede estudiar una titulación y aplicarlo en una ocupación vocacional, haciendo lo que le gusta hacer. Integra sus vivencias, sus conocimientos y sus habilidades. Eso es vivirse como un ser integral. Eso es más que un arte, es caminar por el sendero de la felicidad.

Y cuando alguien vive alegría y amor, desborda alegría y amor.

Nombre artístico Rozalén

Si bien tiene heredado todo el arte y todos los valores de su familia juntos, se sube al escenario con el apellido de su padre. Un apellido que se bajó del púlpito de un pueblo albaceteño para subirse a los más grandes escenarios. Y desde ese lugar, hablarnos y cantarnos sobre los más altos valores, de respeto, de no juicio, a través de la empatía. Y mostrarnos a través de sus actos la gratitud, la bondad, la honestidad, la sencillez, la humildad, la responsabilidad, el amor.

Irremediablemente, ir a ver a Rozalén te llena de vitaminas y de muchas cosas bonitas.

Aquí tenéis unos minutos de sus palabras, en un concierto que tuve el gustazo de disfrutar. 


Inma Colorado Lluch

Las palabras sirven para expresar y comunicarnos.

Que dejen de servir para atarnos o separarnos.

Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario