Cómo combatir la soledad en Navidad

 

La soledad es una de las grandes pandemias del siglo XXI, una enfermedad cuyos pacientes lo pasan especialmente mal en Navidad. Escaparates, anuncios de televisión, en la radio, en las redes, por todas partes. En estos días tan señalados, parece que todo nos recuerda a estampas familiares, felicidad, compañía. Pero no todos pueden disfrutar de esas estampas. Nosotros queremos ayudarte a combatir esa soledad.  

En España hay 4,7 millones de hogares en los que vive solo una persona. De ellos, dos millones son mayores de 65 años, y la mayoría son mujeres (un millón y medio, según los datos del Instituto Nacional de Estadística). Para estas personas, la Navidad es un momento marcado en rojo en el calendario. Pero no hay que desesperar. Siguiendo tres sencillos pasos se puede combatir la soledad en Navidad. 

Desde cada vez más pronto (las campañas navideñas a veces arrancan en noviembre), estas fechas incitan al consumismo, a pasar tiempo con los demás, a hacerles regalos, ya sean materiales o inmateriales. ¿Qué pasa cuando no tienes a nadie a quien regalar nada? O los casos más crudos, ¿qué pasa cuando ni siquiera tienes con quién sentarte a la mesa el día de Nochebuena? Un estudio en el Reino Unido indica que cerca del 5 % de la población pasa el día de Navidad solo. 

Pero eso son solo las cifras. La soledad no tiene por qué afectar siempre a las personas que viven solas. También lo hace a aquellas que están acompañadas, pero que, por circunstancias de la vida, no cuentan con un apoyo familiar o emocional a su alrededor. Nosotras cómo psicólogas entendemos esa situación. Y muchos otros colectivos también, ya que cada año se lanzan distintas iniciativas para paliar estas situaciones de soledad. 

En Empatizo queremos ayudarte, si este es tu contexto. No solo puedes contactar con nosotros cuando quieras para que te acompañemos, sino que te dejamos aquí unos consejos para que estas Navidades puedas combatir la soledad de la mejor manera que puedas. Son tres pasos sencillos: 

  • Contacta con conocidos: sabemos que este paso cuesta mucho, pero a veces vale la pena el esfuerzo. Simplemente llámales, escríbeles un mensaje de texto o un email. Puede ser a un amigo, a un miembro de tu familia, a quien sea. El simple hecho de escribirles te recordará que tienes personas con las que contar en tu vida. 
  • Pasear: a veces es un poco agobiante, lo sabemos. Quién quiere pasear luchando contra la marabunta que va en búsqueda del regalo perfecto. Pero no hace falta que te tortures. Elige zonas más tranquilas, pero transitadas. Algo tan sencillo como pasear, aunque no conozcas a la gente que te rodea y se cruza contigo, puede ayudarte a sentirte más acompañada y conectada con tu entorno y la sociedad que te rodea. 
  • Intenta participar: la evitación es un acto reflejo que cuesta mucho combatir. Esfuérzate e intenta no esconderte. No rehuyas los actos sociales. Inicia una conversación con un vecino, no desaparezcas de los grupos de wasap… También es buen momento para iniciar alguna actividad que te guste: el gimnasio (donde tendrás que hablar con la gente), clases de idioma, club de lectura… Cualquier iniciativa es buena para socializar.

 

Y ya sabes, si ninguno de estos consejos funciona, tan solo respira. Piensa que, para bien o para mal, el tiempo pasa y las Navidades también lo harán. Y recuerda que siempre habrá gente dispuesta a empatizar contigo.  


											
Comparte

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario